Cómo gestionar la ANSIEDAD femenina

Empezar por aclarar que la fa función de la ansiedad es movilizar al organismo y mantenerlo alerta para intervenir frente a los riesgos y amenazas. La ansiedad, pues, nos empuja a tomar las medidas convenientes (huir, atacar…), es un sistema de alerta y es natural. ⁠
El problema viene cuando este estado se mantiene en el tiempo y crece como una bola de nieve, desencadenando una serie de estados de ánimo negativos como sentirse sobrepasada, desganada, desmotivada o agotada.

La ansiedad no es lo mismo que el estrés

El estrés es una respuesta ante un hecho externo y es una situación puntual que tiene un inicio y un fin. La ansiedad, sin embargo, suele estar motivada por estados internos. La persona que la sufre tiene un discurso, esta espiral sin salida, pensamiento fijado en el pasado o el futuro. Es la imposibilidad de ver con claridad, la provoca el propio cerebro. La ansiedad tiene más que ver en cómo manejamos nosotras las situaciones estresantes.

La ansiedad en la mujer

La mujer actual vive en un mundo basado en el estrés: dividida entre trabajo y familia, con acceso desmesurado a tanta tecnología e información y tras haber tenido que mantener esta situación tan crítica como ha sido el covid. Esta sociedad nos pide tener una atención muy dispersa (no estamos en el aquí y ahora). El esfuerzo desmesurado y permanente en estar y llegar a todo genera mayor ansiedad.

Si a esto le sumamos el perfeccionismo y el sentimiento de culpabilidad, llevamos dentro una auténtica bomba de relogería.

¿Cómo identificamos la ansiedad?

Problemas del sueño, estamos permanentemente muy nerviosas, vivimos hacia fuera reaccionando a todo, nos movemos o comemos mucho, estamos irritables y tensas, mal humor, tristeza o sensación de soledad, entre otros síntomas. Además causa efectos más físicos, como subidas de tensión, presión alta, dolores de cabeza, tensión muscular, problemas gastrointestinales, anemia y cansancio extremo, debido a todo el esfuerzo que nuestro organismo realiza, dañándolo en lugar de beneficiarlo.

¿Cómo gestionar la ansiedad?

Tú eres tu principal recurso, así que debes cuidarlo. Existen prioridades en la vida y vamos postergando cosas esenciales para nosotras. ¿No es esencial saber gestionar bien tu ansiedad, afrontar tus responsabilidades con mayor entereza y, por ende, vivir con mejor calidad de vida?

Priorízate, guarda momentos para tu auto-cuidado

Lo sé, estás leyendo esto y pensando…¡vaya tópico! eso ya lo sé pero mi vida es así, no lo puedo cambiar..Si me conoces ya un poquito sabrás que no estoy tan de acuerdo…PASAR A LA ACCIÓN es mi lema. Tienes alternativas, al menos, para ¡empezar a cambiar un poquito la situación!: Mi favorita: ESTABLECER UNA RUTINA que integre pequeños hábitos: respiraciones, práctica de yoga, salidas a caminar. También puedes dar el paso y formarte en mindfulness, hacer un curso de gestión de ansiedad..si no puedes en presencial, ahora hay muchos formatos on-line. ¿cuándo? A mí lo que me funciona es levantarme antes. Es la única opción para mí. Todo lo que no haga antes de que despierten mis ladrones (familia, jefes, citas…) sé que ya no lo haré. Aprender además a observarme, saber parar un momento cuando siento agobio, bajar a ver el mar unos minutos o acariciar mi perro…en definitiva

conócete y observa qué es lo mejor para ti

qué es lo que a ti te da paz, te ayuda a desconectar, te saca una sonrisa…

En este post te invito a seguir mis recomendaciones, muy muy PERSONALES:

  1. CREARTE UNA RUTINA CALMANTE⁠

1º. crea tu RUTINA: Crea un propio plan: ¿Qué hábitos aplicados de forma repetida cada día por y para ti, ya te dará un poco más de paz.
2º. Empieza por microacciones: leer, tomar el sol, pasear, 10min.⁠ No seas demasiado ambiciosa, sé realista.
3º. Calendarízalo. Decide cuándo y cuánto tiempo reservarás en la agenda cada día. Escríbelo. Bloquea estos 15,20-30 min para ti. Pueden ser distintos momentos del día.⁠
4º. Tómate a diario momentos de Desconexión: el móvil, las noticias, todo imput o interrupción que puedas tener. ¡No existes! 10min.⁠
5. Introspección: Escribe: lo que se te pase por la cabeza 5min⁠
6. Movimiento: Mueve el cuerpo, paseo, baile, yoga..Sin ambiciones, si son 1o min, está bien.

2. PRACTICAR YOGA ☺️

¿Qué te voy a decir yo verdad? Pues es que a mí me ha ayudado tanto, que no puedo evitar tratar de convencerte…Te muestro una secuencia con posturas de yoga que te van a ayudar. Se trata de moverte al ritmo de la respiración. De gestionar tus emociones y tu respiración a través del movimiento, siempre es más fácil que estando sentadas y dándole a la cabecita.

Esta es la secuencia y tienes en este enlace la descripción completa

Yoga para la ansiedad

Algunos estudios lo ratifican. Yoga funciona muy bien para la ansiedad. G. Kirkwood, «Yoga for Anxiety: a sistematic review on the research evidence» British Journal of Sports Medicine 39 (2005).

Post a Comment

OFERTA DÍA DE LA MADRE

 

“INICIACIÓN AL YOGA

PARA PRINCIPIANTES.”

¿MAMIPULPO desbordada?

Activaypositiva.com te informa de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario serán tratados por Silvia Pleguezuelos, como responsable de la citada web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en hola@activaypositiva.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: insayoga.com, así como consultar mi política de privacidad.

Crea espacios para ti: Yoga y Rutinas

Descuento -20%

Nuevo Programa: