Burnout mujer

Quiero dejar de estar cansada

Me levanto cansada, me acuesto cansada. ¿Cómo dejar de sentirme exhausta?

Te frustras

por levantarte y, nada más abrir los ojos, empezar a agobiarte por todo lo que tienes que hacer hoy. Te frustras porque no te sientes descansada, a pesar de haber dormido. Te miras al espejo y piensas que no habrá maquillaje suficiente que cubra tu careto. Además, te duele todo el cuerpo, cervicales, espalda, te sientes como un robot nada más levantarte. Durante al día, vas arrastrándote y tirando y tirando.

Cuánto te gustaría sentir algún día que tienes energía, que llevas los quehaceres con dignidad y que llegas a la noche satisfecha por un día productivo. Cuánto te gustaría poder y saber organizarte de tal forma que tuvieras tiempo para todo, todos y también para ti.

Tu cansancio es más mental que físico.

Cada vez que mi energía se ha agotado, he observado que ha sido por sentir que me «habían chupado la sangre». Esta sensación de colapso mental, de tener tantas cosas en la cabeza, de llevarlo todo a la vez, tener mil presiones y obligaciones por todos lados.

Todas las mujeres profesionales y madres cargamos con infinidad de cosas de las que no somos conscientes: creencias, miedos, autoexigencias…Más allá de las obligaciones diarias, se suman estos pensamientos que nos llevan a decidir y actuar de una forma que nos sobrecarga. Dejamos a un lado el observar que el cuerpo nos «grita» que paremos, abandonamos los tiempos de descanso, nos imponemos ser perfectas y llegar a todo, demostrar que podemos, miedo a perder el trabajo o la infancia de nuestros hijos.

Y un buen día, petas. La mochila se ha cargado tanto que no puedes sostenerla más. Sientes que tu energía está por los suelos. La apatía, el mal humor, problemas de relaciones y la vulnerabilidad se apoderan de ti. Y entras en bucle.

CUANTO MÁS LO NECESITAS, MENOS TE APETECE PONERLE SOLUCIÓN, PONERTE EN MARCHA

En este vídeo

te explico las distintas clases de energía que tenemos y cómo poder equilibrarla cada día. Qué hábitos puedes seguir, a diario, para no llegar a la noche exhausta y sentirte satisfecha. Cómo desprenderte de cargas y de lo que no depende de ti.

Se trata de vaciar la mochila y de gestionar tu tiempo y actividades diarias para que te permitan descansar, divertirte, tomar aire, renovarte y equilibrar de nuevo tu energía para seguir con el día. Si estás atenta a cuidar de este saldo de energía que tienes, conseguirás llegar a la noche, cansada pero no exhausta, satisfecha y agradecida por tu día.

Puedes ver este vídeo desayunando, tomando un café o antes de acostarte en lugar de hacer un scroll sin más en instagram o ver una tontería en la tele. 🙂

 

https://youtu.be/FlFfKU0Bqg0

💛 En resumen, ¿cómo mantener mi nivel de energía y dejar de sentirme cansada todo el día? Todos los días:

  • Reservarás momentos para descansar, respirar o pasear a lo largo del día. Mini breaks de 10-20 minutos. 
  • Descansarás tu mente a través de la diversión, el silencio, la contemplación.
  • Descargarás la mente gracias a la organización, anotar las cosas, escribiendo.
  • Moverás tu cuerpo, hay que liberar los bloqueos!
  • Estarás atenta a qué puedes NO hacer (delegar, decir que no, dejar malos hábitos…)

💛 Pregúntate:

  • ¿A qué dedico mi energía?
  • ¿Cuándo me doy permiso para descansar?
  • ¿Cuánto puedo delegar?

Tener una rutina de autocuidado y autoconocimiento diario que te ayude a descargar y elevar tu energía es posible. No necesitas más de 20-30 minutos al día.

➡️ Te enseño cómo AQUÍ

Puedes pedir una sesión de exploración totalmente gratuita. Analizaremos juntas tu caso y te explicaré las posibilidades para crear tu rutina de autocuidado, la ideal para ti, según tus preferencias, necesidades, tiempos y realidad. Una rutina realista y definitiva. No estás sola. 

Post a Comment